Connect with us

Se ha demostrado que las personas que insultan y dicen groserías son más inteligentes que el resto

Increíble!

Se ha demostrado que las personas que insultan y dicen groserías son más inteligentes que el resto

Anuncios

Es normal que las personas en general piensen que insultar o decir malas palabras es señal de tener deficiencias en las capacidades verbales o cognitivas, sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que pudiera ser todo lo contrario y que las personas que suelen desahogarse de una forma un tanto altisonante suelen ser más sinceras y tener mayores habilidades sociales e intelectuales que quienes no lo hacen.

La inteligencia verbal es un asunto bastante complejo, consiste en la capacidad de expresarse de forma adecuada, asertiva y con las palabras más convenientes en cada situación y el mencionado estudio ha puesto el debate sobre la mesa, dado que según sus conclusiones son los groseros quienes presentan mayores habilidades en este aspecto.

Al contrario de lo que se piensa popularmente decir groserías no siempre es sinónimo de que el hablante posea un pobre vocabulario, sino que es la forma que su cerebro encuentra más eficiente para desahogarse de acuerdo a la situación y contexto que lo amerite. Y cuando el cerebro se ha desahogado de forma efectiva queda libre de los sentimientos de culpa y rencor, lo que significa que puede emplearse a fondo en materias de real importancia.

Anuncios

Los parámetros que importan para medir la inteligencia verbal están relacionados con la fluidez de palabras, independientemente del contenido de las mismas, en este orden de ideas se le dio 60 segundos a los participantes del experimento para recitar todas la groserías que le vinieran a la mente y luego 60 segundos más para expresar todas las palabras posibles que no fuesen groserías.

Los resultados fueron absolutamente concluyentes, las personas que tuvieron la capacidad de enumerar mayor cantidad de groserías fueron lo que presentaron mejor fluidez para expresar la mayor cantidad de palabras que no eran groserías en la segunda parte de la prueba, lo que nos lleva a establecer la innegable correlación entre el hábito de decir groserías con el nivel de inteligencia verbal del individuo.

Comparte este artículo en tus redes sociales y muéstrales a tus amigos que si los has insultado alguna vez no es porque eres un retrasado sino porque en realidad eres muy inteligente.

Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario:

Anuncios

Sitio Recomendado:

misterio-tv

Popular

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Loading...
To Top
shares