Connect with us

Un científico inventó un plástico que se disuelve en el agua y que podría salvar nuestros mares.

Un científico inventó un plástico que se disuelve en el agua y que podría salvar nuestros mares.

Ciencia

Un científico inventó un plástico que se disuelve en el agua y que podría salvar nuestros mares.

Anuncios

Un científico inventó un plástico que se disuelve en el agua y que podría salvar nuestros mares.

En los últimos tiempos se ha hecho cada vez más evidente lo perjudicial que es el uso del plástico. Los mares y las criaturas que los habitan se ven particularmente afectados. Muchas campañas de sensibilización tratan de hacer comprender a la humanidad que continuar en esta vertiente conducirá a la destrucción de todos los ecosistemas marinos. Desafortunadamente, las advertencias parecen ser en vano.

Afortunadamente, hay personas, como Sharon Barak, que han logrado marcar una diferencia real en la guerra contra la contaminación inventando un material que se biodegrada en el agua.

Barak es una joven israelí que, tras estudiar economía en Tel Aviv y trabajar en varias empresas, ha decidido dejar su trabajo para utilizar toda su energía en la lucha contra la contaminación. Fundó una nueva empresa, de la que ahora es la directora general, llamada “Solutum”, que decidió invertir en un proyecto innovador.

Después de algunos años de investigación, Barak y el equipo de “Solutum” descubrieron cómo crear un material completamente biodegradable. El invento de la mujer consiste en una fibra – similar al plástico en apariencia, tacto y uso – que se biodegrada al contacto con el agua.

Anuncios

El nuevo material marcaría un cambio radical en la solución del problema del plástico porque se degrada fácilmente, a diferencia del plástico que utilizamos cada día, que sigue flotando en nuestros mares durante cientos de años: se ha descubierto que el tiempo medio de eliminación del plástico varía de 50 a 450 años.

El nuevo material, por otro lado, se biodegrada en agua en poco más de 2 minutos. Pero lo más interesante es que la solución acuosa resultante de la biodegradación del material Barak puede incluso beberse sin causar ningún daño. Todo esto significa que las bolsas de plástico del futuro también podrían ser arrojadas al mar sin representar un riesgo para las especies animales marinas.

Hasta la fecha, como afirman los fabricantes del “plástico falso”, es fácil producir cualquier tipo de sobre o sobre, pero el innovador material aún no está disponible para su compra. Esperamos, en este punto, que pronto entre en el mercado y finalmente salve nuestros mares.

Anuncios

Anuncios

Sitio Recomendado:

misterio-tv

Popular

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Loading...
To Top