Connect with us

Es el edificio de barro más grande jamás construido: descubre la belleza de esta mezquita centenaria.

Es el edificio de barro más grande jamás construido: descubre la belleza de esta mezquita centenaria.

Increíble!

Es el edificio de barro más grande jamás construido: descubre la belleza de esta mezquita centenaria.

Anuncios

Es el edificio de barro más grande jamás construido: descubre la belleza de esta mezquita centenaria.

Malí es un estado de África Occidental que consiste principalmente en zonas desérticas en el norte y sabanas en el sur. Sin embargo, cuenta con la presencia del mayor monumento de barro, reconocido mundialmente como uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura sudanesa y saheliana. Es una mezquita, la más importante del país, construida en la ciudad de Djenné de la que toma su nombre.

Descubramos juntos esta increíble estructura que mantiene a toda la población constantemente ocupada.

El nombre de la ciudad en la que está construida, Djenné, significa “la ciudad de barro”. Todos los edificios han sido construidos con ladrillos de tierra cruda.

Entre ellas, la Mezquita Mayor de Djenne es la más impresionante, con una estructura cuadrada de 75 m de lado. El punto más alto alcanza los 20 metros.

La mezquita de Djenné fue construida y demolida varias veces en la historia: el edificio actual es la tercera versión, construida en el mismo lugar que las anteriores, mientras que la primera fue encargada en 1240 por el sultán Koi Komboro.

Las obras de la estructura existente comenzaron en 1906 y probablemente terminaron en 1909.

La mezquita de Djenné fue construida y demolida varias veces en la historia: el edificio actual es la tercera versión, construida en el mismo lugar que las anteriores, mientras que la primera fue encargada en 1240 por el sultán Koi Komboro.

Las obras de la estructura existente comenzaron en 1906 y probablemente terminaron en 1909.

Anuncios

Los ladrillos son ligeramente humedecidos antes de ser ensamblados, para cubrir el papel de la madera.

La mezquita tiene una estructura sólida y fuerte, pero el exterior requiere un mantenimiento continuo.

El sol, la humedad y la lluvia dañan las paredes exteriores de la mezquita, creando grietas que necesitan ser reparadas en poco tiempo.

La mezquita es de gran tamaño y puede albergar hasta 3.000 fieles. La entrada da a la plaza del mercado general de Djenné.

La mezquita tiene un complejo sistema de tuberías: numerosas canaletas que sobresalen de las paredes transportan el agua hacia el exterior.

Los alminares alcanzan una altura de 20 metros: desde estas torres el almuédano llama a los fieles a la oración 5 veces al día.

En espacios cerrados, la circulación del aire está garantizada gracias a los 104 orificios de ventilación presentes.

Toda la población participa espontáneamente en el mantenimiento de la mezquita: se organizan jornadas dedicadas con motivo de las fiestas anuales.

Para reparar las grietas causadas por la acción combinada del sol, la lluvia, la humedad y los cambios bruscos de temperatura, toda la población está involucrada: los niños son los responsables de mezclar la masa, mientras que las mujeres proporcionan el agua necesaria para la preparación del material. Los hombres se suben al andamio permanente de la mezquita, formado por ramas de palma insertadas en las paredes, para extender el yeso.

En el interior hay dos grandes espacios, uno cubierto y otro ocupado por un patio de oración.

Un monumento hecho íntegramente de barro, que se mantiene en pie desde hace más de un siglo, gracias al constante compromiso de la población del pueblo.

Realmente un excelente ejemplo de participación ciudadana! Sólo gracias al compromiso de los ciudadanos de Djenné, la mezquita ha pasado a formar parte del patrimonio humanitario de la UNESCO.

Anuncios

Sitio Recomendado:

misterio-tv

Popular

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Loading...
To Top